miércoles, 8 de abril de 2015

Mis trucos infalibles que harán que tu bebe se duerma solo y toda la noche del tirón. La importancia de los hábitos de sueño ¿cómo adquirirlos?

"El sueño es clave para el desarrollo y crecimiento de nuestro bebé y no nos engañemos, para la salud y felicidad de los padres. Os doy las claves que me han ayudado a que mi bebe duerma solito y como un angelito".
pinterest
Supongo que algun@s os preguntareis ¿por que es tan importante el sueño para mi bebe?. Además de lo obvio, y no por ello menos importante, si el niño descansa, los papis (y en especial la mami) descansan y así se recuperan las fuerzas para afrontar el día siguiente. Esto es la pescadilla que se muerde la cola... si los papis están nerviosos llevarán peor el día a día, y el estrés se transmite al bebe (es un bucle).
Y ¿qué es lo no obvio?, pues ¡ahí va! (un poquito de ciencia...). Un blog de mamis disfrutonas y se habla de ciencia!! Ojo al dato.

  • El sueño favorece el aprendizaje, el desarrollo cerebral, y la memoria del bebe, ya que la mayor parte del sueño del bebe se desarrolla en fase REM (fase activa del sueño). Mi niño con lo que duerme creo que va a ser mínimo Einstein (y no es amor de madre es ciencia... jejeje).
  • Durante la noche se segrega el 80% de las hormonas del crecimiento por lo que dormir favorece su crecimiento; y por supuesto el descanso, favorece que afronte el día más feliz, más activo.
  • Además eliminan el estrés del continuo aprendizaje que experimentan durante el día. Las que sois mamis sabréis que de recién nacidos los niños duermen casi todo el día, pero es importante que desde pequeñitos les definíais una rutina del sueño nocturno para que a medida que el niño reduzca el sueño durante el día y empiece a identificar la noche tenga adquirida su rutina del sueño, que será la base para que duerman como angelitos.
Como muchas cosas, el tema del sueño es muy personal, yo os voy a dar mis trucos, los que a mí me han servido para enseñar desde pequeño a mi bebe a dormirse solito y los que me permiten desde muy, muy pequeño; dejar a mi bebe en la cuna y que se duerma solito tanto por la noche como para la siesta, y que si se despierta por la noche (a no ser que le pase algo) sea capaz de volver a dormirse solito y nosotros ni nos enteremos.



Os aseguro que os puede costar más o menos enseñarle las pautas y que el niño las adquiera, pero si perseveráis estoy segura del éxito.


1. Muy importante el uso del dou-dou (hay que dejar que se impregne del olor de la madre y ponérselo para dormir desde que es bebe), el olor a mamá le ayudara a ganar seguridad y cuando crezca un poquito tocarlo le relajará y ayudara a dormir.

2. Si el niño lo quiere, el chupete también es un gran aliado para relajarse por la noche y ayudarle a conciliar el sueño (el mío sólo lo usa para dormir).


En mi caso cuando le estaba enseñando a dormir de día, sobre el mes y medio o dos meses que empiezan a estar más despiertos, lo hice con el doudou y el chupete.
Lo dejaba en la cuna y si lloraba, siguiendo el mismo ritual, doudou, chupete, y ¡muy, muy, importante! sin cogerlo, le ponía la mano sobre el chupete o le hacía caricias en la frente o en el cachete, para clamarlo, y me iba... y así sucesivamente hasta que se dormía (importante también no flaquear). Y asi en unas cuantas siestas cogió el habito. Si en algún momento volvía a fallar, repetía el proceso (no era necesario más de una vez o dos).

Aquí os dejo unas fotos del proceso con mi peque.

3. Por las noches es necesario establecer desde recién nacido una rutina que os servirá para que adquiera los hábitos para cuando sea más mayor y empiece a alargar horas de sueño: en mi caso la rutina de bebe era, baño, masaje relajante con aceite, pecho y a dormir, y ahora es baño, cena y a dormir.

pinterest
Un truquillo que a mí también me ha servido, sobretodo de bebe, es cuando notes a tu bebe nervios, intranquilo son las infusiones de blevit sueño (no asustarse son totalmente naturales, tila, manzanilla... así que no hay problema) y les relaja cuando están especialmente inquietos.

Lo que os decía, si aplicáis esto desde pequeñitos y sois constantes, os auguro éxito seguro (vuestro bebé, como el de la foto, se dormirá en cualquier parte). 


Muy importante huir de dormirlos en los brazos, los niños no son tontos y al final ven normal a lo que se les acostumbra... ¡Ánimo y a ser constantes!. Los niños no nacen con la lección aprendida y ahí estamos nosotros para darles seguridad y enseñarles.
 Tengo que reconocer que cuesta al principio no achucharlos hasta que se duermen, pero creerme es también bueno para ellos, para que sean niños más independientes (y desde luego para mí que cuando estoy que no puedo con mi cuerpo después de todo el día trabajando y el resto de la tarde con mi peque... puedo dejarlo en su cuna y disfrutar de unas horas para mí antes de ir a dormir).

Y vosotras ¿cómo lleváis el tema del sueño de vuestros peques?, ¿queréis compartir con nosotras vuestro método?.

6 comentarios:

  1. A mi el primero me fue de maravilla, no quiso ni doudou ni chupete pero aprendio a dormirse solo practicamente con el mismo metodo que el tuyo. El segundo no hubo manera. Nunca durmio de dia mas de diez minutos seguidos y las noches eran cortisimas. Por tanto no lo cogiamos para dormirlo ni nada... tuvo un chupete que tiro a los cuatro meses... en fin, cada bebe es un mundo. Pero estoy perfectamente de acuerdo contigo en que desde pequeños hay que instaurar una pequeña rutina diaria que les haga sentirse seguros y en confianza para que puedan dormir mejor. Son momentos que disfrutamos todos, ellos y nosotros!

    ResponderEliminar
  2. Sip, claro, cada niño es un mundo, y hay que intentar buscar alternativas para darles esa seguridad que necesitan por otras vías que no sean lo brazos... sino diría que estamos perdidos!!y tener paciencia

    ResponderEliminar
  3. En mi caso los dos desde pequeñitos, han sido capaces de dormirse solitos también, lo que pasa es que el pequeño con 3 meses estuvo muy malito ingresado en el hospital, allí extrañaba la cuna, le despertaban cada poco tiempo para las pruebas, etc...y desde entonces su sueño era intermitente, nervioso...alteración del sueño post-traumática me dijo el pediatra...por lo que pasado un tiempo tuve que reeducar el hábito de sueño...pero me siento muy orgullosa, por que gracias a haber sido constante, desde enanos hasta hoy, con 4 y 2 años y medio, se acuestan a las 8.30 y del tirón hasta las 7.45 que les despierto, y el pequeño duerme sus 2 horitas de siesta!! Considero que es muy saludable, me hago cruces cuando algunos padres me comentan ue sus hijos no se duermen hata las 11 de la noche y que cenan a las 9.30...Estoy de acuerdo en que necesitamos ese ratillo de después de acostarlos para nosotros!!!

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo contigo, es bueno para los papis y no nos olvidemos es bueno también para ellos, descansar bien es básico para su desarrollo, y la seguridad e independencia que les genera dormir solitos es también buenísimo para su formación como personitas. A mi también me ha pasado alguna vez, que por ciertas situaciones de estrés se destartala un poco, pero han sido contadas ocasiones y al tener el hábito adquirido ha sido fácil de reconducir. Hace poco hemos pasado las fase de las pesadillas nocturnas y ha sido duro (os hablaré más adelante), así que no puedo imaginarme sufrir los despertares nocturnos continuos de manera permanente!!!

    ResponderEliminar
  5. Buff, si es verdad, pobres, cuando están malitos, los dientes, hay noches que dices, si dormía más cuando salía de juerga!!! No es que lo digamos nosotras, yo soy educadora infantil, reconozco que mucho de lo que en su día estudié, lo aplico con mis hijos, y una de los aspectos en los que más hincapié he hecho, ha sido el hábito del sueño...Como decía mi abuela, un cuerpo descansado vale dinero!! ;)

    ResponderEliminar
  6. Cierto, cierto!!! Muchas gracias por animarte a compartir con nosotras tu experiencia propia, que tiene un plus siendo educadora infantil. Gracias!!!

    ResponderEliminar

¡¡Muchas gracias por tu comentario!!

Follow by Email

Google Analytics