miércoles, 20 de mayo de 2015

DIY - Bote de Cristal decorado con chalk paint. ¡Súper chic! ¡Es tan fácil que tus peques podrán ayudarte!

"¿Te gustan las manualidades?, ¿te apetece compartir una tarde artística con tus peques?, ¿crees, o no eres habilidoso?, ¿quieres hacer algo que te sirva para decorar algún rincón de casa y low cost?.  Si has respondido SÍ a alguna de las preguntas, el proyecto DIY que hoy os presento es perfecto para tí. Sino, sigue leyendo porque quizás te sorprendas." 

Siempre me han llamado la atención y he seguido en internet blogs de manualidades, ahora tan de moda y llamados DIY (que significa "Do it yourself" o lo que es lo mismo, "Hazlo tu mismo"). 
Muchas veces encontraba cosas que me gustaban, y pensaba ¡va, a por ello!, pero al final no me acababa de lanzar, siempre había algún plan alternativo que ganaba la batalla (con niños los planes alternativos se reducen y más en invierno). 

Pero oye ya que me he lanzado al blog, me he dicho ¿porqué no te lanzas con los DIY?, y bueno, no es que ahora vaya a empezar como una loca (no tengo ni tiempo ni casa grande para poner lo que haga), pero si se me ocurren cosas o me inspiran lo suficiente otras creaciones, pues allá que me lanzaré y por supuesto seréis los primer@s en ver mis creaciones... (a no ser que me salga un churro, claro está, tampoco es cuestión de hacer el ridículo, ja,ja,ja).

Hoy os propongo un proyecto muy fácil (doy fe, ya que os aseguro que no he tenido que repetirlo...), pintar una botella con Chalk Paint.
Chalk Paint es un pintura con efecto mate, que los entendidos definen como mágica, permite pintar todo tipo de superficies y sin necesidad de lijar... (no entro en más detalle por que para esta manualidad digamos que nos dan igual las maravillosas propiedades de esta pintura), tiene colores pastel muy bonitos eso sí, y le va a dar un toque boho moderno a nuestra botella que ¡me encanta!.

1. Necesitaréis:
  •  1 botella de agua o bote de cristal (yo he utilizado un bote de tomate frito).
  • Pintura chalk paint de dos colores uno más fuerte y otro en tonos más claro (yo he utilizado blanco nieve y fucsia antiguo).
  • Pegatina (en mi caso en forma de estrella).
  • Dos pinceles planos (uno más pequeño y otro grande).
  • Un trozo de vela.
  • Lija (papel de lija o esponja (yo he utilizado esponja)).

2. Una vez tengáis la botella bien limpia, pintar  en medio de la botella un cuadrado con el pincel pequeño en el color más fuerte que hayáis comprado.

3. Untar toda la botella con un trozo de vela blanca (conseguiremos darle un efecto envejecido).

4. Para ganar tiempo mientras se seca la pintura, pintar el tape del bote del mismo color.

5. Una vez este seca la pintura (normalmente unos 30 mints), pega la estrella dentro del cuadrado pintado.
6. Pintar toda la botella de color blanco. Yo le he dado dos manos, pero eso ya depende de los gusto porque al darle un efecto envejecido con una sola capa también queda bien.

7. Finalmente, cuando este seca la pintura lijar ciertas zonas (saltará la pintura más fácilmente en las zonas en las que hemos puesto la cera), sobre todo evitar lijar la zona alrededor de la estrella, quitar la pegatina de la estrella con cuidado y ¡listo!

Y...¡esto es todo amigos!. 
Yo, he pasado un momento disfrutón haciéndolo sola (mi peque es demasiado pequeño), pero como se busca un efecto envejecido, no hay que preocuparse por que quede liso y homogéneo (no es lo que buscamos) así que si vuestros peques son más mayores os pueden ayudar sin problema.
 ¿Fácil, eh?. Pues animaros a probarlo y si queréis reinventarlo, y por supuesto nos encantaría que nos lo contarais.

Si os ha gustado la propuesta, agradezco eternamente que compartáis el post.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡¡Muchas gracias por tu comentario!!

Follow by Email

Google Analytics